martes, 19 de abril de 2011

bosques tropicales

Bosques Tropicales y Hábitat del Tití Cabeciblanco
Cuando la mayoría de la gente piensa en los trópicos, piensan en las selvas lluviosas tropicales y el Amazonas. En realidad, los trópicos consisten en una diversidad de ecosistemas, desde la sabana hasta los bosques de niebla, que se encuentran entre las latitudes del Trópico de Cáncer y el Trópico de Capricornio, al norte y el sur del Ecuador. Estos ecosistemas actualmente experimentan las más altas ratas de destrucción en el mundo. Proporcionamos la información general sobre los bosques tropicales de Colombia con el énfasis particular sobre los tipos de bosques habitados por el tití cabeciblanco. La Información sobre bosques costeros o mangles, bosques inundados, y matorrales puede ser obtenida de otras fuentes.
Ecología Foresta
Selva tropical
La selva tropical no solamente crece en los trópicos, sino también en donde las condiciones climáticas son conducentes. La región Pacífica del noroeste de los Estados Unidos, por ejemplo, contiene la selva tropical templada. La selva tropical lluviosa crece donde la temperatura promedio anual es aproximadamente 26 ° C (79 ° F) y la precipitación anual es aproximadamente 4000 mm. Estas condiciones sostienen la más alta diversidad biológica, el 50-80 % de toda la especie de planta justamente en el 7 % de la superficie de la Tierra. El récord mundial para la riqueza de especies se encuentra en la Amazonia Ecuatorial donde 473 especie de árboles se encuentran en 1 hectárea. Las áreas restantes más grandes de selva tropical están en Brasil, Congo, Indonesia y Malasia.
La vegetación de las selvas tropicales está generalmente dividida en cinco estratos:
La capa emergente, los árboles que crecen más alto que el dosel (30-40 m)
El dosel, la capa más alta de follaje continuo (hasta 30 m)
Una capa de árboles pequeños y de los menores (alrededor de 20 m)
El sotobosque, o estrato arbustivo (a pocos metros a lo sumo)
El suelo está cubierto con capa de plantas herbáceas y helechos

Ilustración modificada por el Jardín Botánico de Missouri
Bosque seco y bosque seco estacional
El Bosque seco y el bosque seco estacional constituye un poco más del 55% de América Central y el 22% de los bosques de América del Sur. Grandes bosques secos también son encontrados en Australia, la India, África y Madagascar. Los Bosques secos crecen allí donde la temperatura media anual es superior a 17 ° C (63 ° F) y la precipitación anual oscila entre los 250 a 2000 mm. La duración de la estación seca varía con la distancia desde el ecuador, pero puede ser tan largo como 8 meses. Bosques secos y sabanas actualmente ocurren bajo las mismas condiciones climáticas, la diferencia se debe a la fertilidad del suelo. En promedio, en los Bosques secos se encuentra alrededor de la mitad de las especies de árboles de los bosques húmedos (véase el cuadro más adelante), sin embargo, ellos todavía rivalizan con algunos bosques en climas templados. Además, bosques seco y húmedo cercanos tienen algunas especies en común.
Comparación de los bosques secos y húmedos con respecto a determinadas propiedades de los ecosistemas.
Gama Global de Valores
Propiedad de EcosistemasSecoHúmedo
Especies de árboles de 1-3 hectáreas33-9050-200
Dosel altura (m)10-4020-84
Área basal de los árboles (m2 ha-1)17-4020-75
Biomasa total (Mg ha-1)98-320269-1186
Biomasa de raíces (% del total de la biomasa en vivo)8-505-33
Producción primaria (anual neta) (Mg ha-1)6-1610-22
Más del 90 % de los bosques secos han sido destruidos, y menos del 2 % restante son protegidos. A causa del clima y la estructura forestal, el bosque seco es más fácil de preparar para la agricultura; el suelo es más fértil que el de las selvas tropicales, y la tierra es más apropiada para la ganadería. Hay una presión adicional sobre este ecosistema debido a la alta demanda de madera, ya que el bosque seco no produce tanta biomasa como el bosque húmedo. Los Bosques secos son relativamente resistentes, sin embargo, al hacer una restauración de hábitat hay una posibilidad viable, considerando la presencia de fuentes de semillas.
¿Por qué los bosques tropicales sostienen tan alta diversidad?
Flora:
Quizás la teoría más aceptada sobre la diversidad tropical es la Hipótesis de Janzen-Connell. Desarrollada independientemente por Dan Janzen en 1970 y Joe Connell en 1971, la teoría está basada en la densidad dependiente en la mortalidad en la población. Fue observado que la depredación de semillas y la enfermedad de plántulas se incrementan en áreas con alta densidad de semillas más cerca del árbol madre. Las plántulas tienen una gran probabilidad de sobrevivir al estar más lejos del árbol. Con el tiempo, esto causa la distribución arbitraria espacial para una especie, más bien que una distribución agrupada. A su vez, los árboles con una ventaja competitiva pueden colonizar cerca a otras especies, si ellas no son susceptibles a la misma enfermedad. Una distribución al azar para todas las especies de árboles en un bosque resulta en un incremento de la diversidad. Y estos árboles se benefician cuando tienen frugívoras (tal como el tití cabeciblanco) dispersores de semillas lejos del árbol madre, demostrando en las intrincadas relaciones entre fauna y flora que contribuyen a la diversidad. Un artículo reciente en Nature (Lambers et al. 2002) muestra evidencias que la densidad dependiente de la mortalidad es un trabajo en bosques templados, entonces esta teoría no puede explicar completamente la alta diversidad de los trópicos. El debate ilustra que tan poco sabemos acerca de los bosques tropicales.
Vida Silvestre:
Terborgh (1980) comparó las comunidades de aves en bosques tropicales y templados, en el Amazonas y en Carolina del Sur, y encontró que la selva Amazónica incluía cinco veces más especies que en los Estados Unidos. Él llama a estas especies especies embalaje (species packing), y atribuye esto a los cambios de clima históricos. En 1969, Haffer propuso la Hipótesis Refugio para explicar la asombrosa diversidad de fauna en los trópicos. Los Períodos secos durante el Pleistocene resultaron en parches de bosques aislados geográficamente. Tal aislamiento es un mecanismo que pueden conducir a la especialización, la evolución nuevas especie. La alternancia de períodos mojados y secos aumentaría la necesidad de los animales para desarrollar nuevas adaptaciones. Otros creen que la gran diversidad de estos "refugios" simplemente refleja la cantidad de variables llevadas a cabo en el trabajo de campo ejecutado en diferentes sitios. Sin embargo, porque los bosques tropicales son tan únicos en riqueza de especies y especies endémicas (especies que ocurren en una sola parte del mundo), ellos han tomado gran interés acerca del ritmo de la destrucción forestal.

Los efectos de Deforestación:

La deforestación por lo general causa la fragmentación, un parche de bosque aislado rodeado por cultivos o el desarrollo. Estos fragmentos a menudo no son tan grandes para sostener poblaciones viables de animales. Como lo muestra la tabla siguiente nosotros asumimos que los grandes animales necesitan grandes extensiones de tierra. Sin embargo, especies con requerimientos muy específicos, independientemente del tamaño, necesitan áreas grandes de bosque para sobrevivir.
EEscala espacial relevante para organismos Neotropicales (From Terborgh 1992)
OrganismoÁrea ocupada por una unidad reproductiva (ha)
Colonia de hormigas<0.01
Alimento para mariposas2-10
Tropa de monos aulladores25
aves especialistas en cavidades de arboles30-100
Comunidad de monos araña150
Tropa de monos de ardilla500
guacamayo Escarlata>1000
Jaguar5000
Manada de pécaris blancos>10000
Cuervo frutero>10000
Nuestro entendimiento de fragmentación y los requerimientos de las especies se ha incrementado, esto se refleja en la protección de terrenos, así como los corredores que conectan grandes áreas, permitiendo la dispersión de especies 
La protección de ecosistemas forestales es una acción importante, no sólo por proteger el hábitat de plantas y animales, sino también, por los muchos servicios forestales que proveen a la gente. El beneficio obvio es el producto maderable que usamos diariamente. Los bosques intactos también se suman a la economía, con el desarrollo de empresas ecoturisticas. Los bosques protegen nuestros ríos y lagos al filtrar los agentes contaminantes que de otra manera se drenarían al ciclo hidrológico. De igual manera, los bosques nos protegen de las inundaciones por absorción del exceso de agua. Muchos productos medicinales fueron descubiertos en los bosques, incluyendo la quinina, un tratamiento para la malaria, y el taxol, un tratamiento contra el cáncer. Los bosques son también importantes para neutralizar el cambio de clima global. El calentamiento global ocurre, en parte, debido a las emisiones aumentadas de gases invernaderos, que son atrapados en la atmósfera. La liberación de dióxido de carbono es un proceso natural; el ciclo global de carbón es mantenido por todas las plantas, que toman CO2 para la fotosíntesis. La pérdida de bosque no sólo quiere decir la pérdida de estos " sumideros de carbón, ", pero actualmente se libera más CO2 en la atmósfera cuando los árboles son cortados y luego quemados.
Los bosques de Colombia y el hábitat del tití cabeciblanco.
En 1988, y otra vez en 2000, Norman Myers, un ecologista, describió los "hotspots" como áreas prioritarias para la conservación, basados en su grado de endemismo (especie que ocurre en una parte del mundo) y el grado de amenaza (la pérdida de hábitat). En cooperación con la Conservación Internacional, una organización no gubernamental, las 25 regiones más ricas de especies y más amenazadas fueron identificadas como "hotspots". Colombia es un "hotspots", poseyendo 45,000-55,000 especies de plantas, segundo después de Brasil. Colombia también ha sido descrito como un país "megadiverso". Esta iniciativa, también liderada por Conservation International, demostró que solamente 12 países tienen el 70 % de la diversidad biológica del planeta. Colombia cubre el 0.77 % de la superficie de tierra del planeta, pero tiene casi el 10 % de las plantas y animales. Otros países megadiversos incluyen Perú, México, Madagascar e Indonesia.
 La variación topográfica asociada a su precipitación, explican en parte, la riqueza en fauna y flora. Colombia puede ser dividida en cuatro áreas:
Tierras alto-Andinas: Los Andes dividida en tres cadenas montañosas: Cordillera Occidental, la Cordillera Central y la Cordillera Oriental, en ésta última está localizada la capital Bogotá. Los picos de las montañas están permanentemente cubiertos de nieve, pero prevalece un clima moderado en los valles y mesetas que permiten a casi el 80 % de la población humana vivir en los Andes.
Tierras bajas del Pacifico: Las tierras bajas Pacíficas están bordeadas por la Cordillera Occidental y el Océano Pacífico, y han sido descritas como una región de selvas y pantanos. Cada área pantanosa, aunque no apropiada para asentamientos humanos, en general sostiene una serie asombrosa de plantas y animales silvestres.
Orinoco/Amazona: El Amazonas, al este de los Andes, cubren tres quintas partes del área total de Colombia, pero sólo está habitadas por cerca del 2 % de la población humana. La región del norte está descrita como llanos, o llanos temporalmente inundados, mientras la región del sur contiene la selva tropical.
Las tierras bajas del Caribe: Las tierras bajas del Caribe se presentan al norte de la cordillera Oriental hasta el Golfo de Urabá. Casi la totalidad del área de distribución histórica del tití cabeciblanco está dentro de las tierras bajas. Esta región es también la segunda más importante en el país para la actividad económica. Aproximadamente el 98% del Bosque Seco Tropical caribeño ha desaparecido.
El Fondo Mundial para la Naturaleza y el Banco Mundial terminó una evaluación sobre la conservación en América Latina en 1995. Describieron cada región ecológica y clasificaron las prioridades para la conservación, que van desde la crítica a la relativamente intacta. Las ecoregiones son grandes zonas con clima relativamente uniforme que albergan un conjunto característico de especies y comunidades ecológicas. El mapa muestra las distintas ecorregiones presentes en Colombia, con la mayor parte de el areal de distribución del tití cabeciblanco que corresponden al Valle del Sinú y del Magdalena (Bosque seco) y el Urabá (Bosque húmedo). El estado de conservación de cada una de estas regiones es crítico y en peligro de extinción, respectivamente.
  
El Mapa de National Geographic Machine, en colaboración con ESRI, nos ofrece un panorama de la utilización de la tierra en Colombia. Cuando se suman este mapa con una ilustración de la amenaza que representa la agricultura en el medio ambiente, vemos que las zonas que contienen los pastos o pastizales están bajo la máxima amenaza de una mayor conversión de bosques. Considerando que, de la inaccesibilidad de la región de los Andes mantiene a la tierra en condiciones de baja amenaza. El Impacto ambiental se determinó a través de los siguientes datos: métodos de cultivo, tipos de rotación de cultivos, uso de fertilizantes orgánicos y minerales y productos químicos, de riego y drenaje, y la cantidad de animales por unidad de superficie de pastos. Las respuestas del medio ambiente a los efectos se han tenido en cuenta durante la clasificación.
El rango histórico del tití cabeciblanco, se presenta en el noroeste de Colombia entre el río Atrato y el río Magdalena, en los departamentos de Atlántico, Bolívar, Sucre, Córdoba, Antioquia y Choco, desde el nivel del mar hasta 1500 metros.

 Estudios anteriores se han centrado principalmente en los grupos de tities, en el departamento de Sucre, en el bosque semi-seco. Proyecto Tití actualmente realiza su investigación de campo cerca al municipio de Santa Catalina en el departamento de Bolívar, en un remanente de bosque seco en una finca privada, c onocida como "El Ceibal". En Ambos bosques se encontró que contienen aproximadamente dos veces más especies de plantas que otros bosques secos en Colombia, y hasta tres veces más especies, en comparación con algunos países de América Central y el Caribe.

Muchos de los remanentes de bosque seco, incluyendo El Ceibal, están completamente aislados y rodeados de zonas de cultivo y de pastoreo, lo que además pone en peligro el mantenimiento de la biodiversidad. El Ceibal contiene un área boscosa de aproximadamente 300 hectáreas. El bosque se caracteriza por presentar numerosas lianas y bejucos crecimiento a través de tres estratos bien definidas: los árboles del dosel tienen entre 10-25 m de altura; el sotobosque contiene la mayoría de los árboles menores y especies de tallo delgado; el estrato herbáceo es de menos de 1 m de altura . La mayoría de las especies pierden parcial o totalmente sus hojas durante la estación seca. Un inventario de las plantas con flores (angiospermas) arrojó 412 especies en 92 familias. De ellas, 55 especies son consumidas por el tití cabeciblanco, de la mayor parte consumen sus frutos y también algunas gomas.
Equipados con un mayor entendimiento acerca de la composición de los bosques en esta región de Colombia, anticipamos esfuerzos exitosos para la reforestación y un futuro seguro para el titi cabeciblanco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada